MARTINI

Nathalia Arias
Chic, talentosa y competitiva. Así se define Nathalia Arias, joven de 24 años, colombiana, diseñadora de modas. Lo que inició en su niñez como un juego, haciendo garabatos para que su tía le confeccionara ropa a sus muñecas, hoy le dio fruto dándole una profesión.
Una artista incansable e innovadora, que continúa inventando, creando y proponiendo ideas novedosas cada día. Hoy nos brinda unos minutos a esta entrevista:
¿Cómo decidiste estudiar diseño de modas?

No paraba de buscar, ni de visitar lugares donde el diseño de modas era parte fundamental. Fue por aquel entonces y por las constantes charlas con mis padres que decidí estudiar diseño de modas y textiles en la Fundación Universitaria del Área Andina ( en Bogotá, Colombia), pues nunca olvidare las palabras de mí papá que me dijo: así decidas ser cantante debes ser la mejor, consagrarte a eso que te apasiona, (lo que me apasionaba en aquel entonces era la acción detrás de la escena, el corre y corre, el cambio los tacones y el maquillaje, las cámaras y los pocos instantes que son determinantes a la hora de salir a la pasarela, eso se trataba de determinación y algún día verme en tal producción como la protagonista).

¿Cómo fue tu proceso de estudio?

Al inicial la universidad me lance a un mundo real, donde no todo era moda, ni diseño, eran clases de matemáticas, economía, historia, todas en tres niveles, y hasta ecología, sin embargo las cursaba algunas con más esfuerzo que otras pero, se trataba de subir al siguiente nivel, poco a poco fui desarrollando unas habilidades más que otras (como dibujar bocetos , desarrollar ideas de producción de fotografía) aprendí desde cómo se enhebra una máquina hasta terminar un traje de novia, ahora lo digo y se toma un renglón pero dure 4 años en aprender y todavía sigo perfeccionando.

¿Cómo fue el proceso de hacer tu primera colección?

El proceso fue muy interesante, inicie siendo asistente de uno de los grandes diseñadores de Colombia, Carlos Valenzuela, para mí era un gran orgullo viajar por el país haciendo desfiles, organizar entrevistas de prensa y televisión para él; un día mi jefe me dice: Nathu tienes talento deberías lanzarte al ruedo, pero en mi cabeza solo existía un obstáculo y era los costos, ya que siempre había imaginado hacer un gran desfile inaugural, sin embargo al llegar la feria internacional de moda en mi país (Colombiamoda) decidí lanzarme con mi primera colección. La desarrolle en dos meses, no paraba día y noche, era moda para hombre y fue así como el 6 de octubre de 2011 hice mi primer desfile y el lanzamiento de mi marca, con una puesta de 60 salidas repartidas en dos pasarelas dando un sello propio. El concepto fue ropa pret a portê, ropa urbana aunque siempre muy clásica en color pero con cortes, diseños y una mezcla de materiales texturizados que la hicieron única.

¿Por qué tus diseños van enfocados a los hombres?

Amo el diseño masculino porque aparté de ser un cliente más objetivó que el femenino tiene campos inexplorados, aunque debo confesar que esta colección que se viene trae un poco de prendas femeninas ya que el público lo pide.
Ahora los sueños cabían, crecen y como todos tenemos un motivo, quiero seguir creciendo, expandir y darme a conocer con mucha más fuerza.

¿Por qué escogiste el nombre Martini?

El nombre viene a mí con un aire de elegancia y perfección, con el constante cambio camuflado de un espía, un hombre intrigante, interesante, refinado y seguro de sí mismo, que cuida los detalles pero que no revela todo; un hombre con un misterio que termina realmente fascinante, sería casi un James Bond en mi mundo de moda. Es como una copa de Martini elegante pero al alcance de todos aquellos que tienen un gusto esquisto por un buen trago, así como puedo hacer la comparación entre Martini (el nombre de la marca y la moda).

¿Cuáles son sus metas en este momento?

Sacar adelante mi próxima colección, espero empezar a confeccionar inicios del próximo mes, la tendré lista para octubre o noviembre. Como siempre se viene con mezclas de materiales el negro siempre a la cabeza junto con el cuero y esta vez rompiendo un poco el esquema con apliques de telas típicas de mi últimos viajes a México y Guatemala espero que les gusté.

By: Natalia Arias